El Tourist Trophy de la isla de Man es una competición contrarreloj que se celebra desde hace más de cien años y es probablemente la prueba de velocidad de motos más antigua que se sigue disputando. Cada año cientos de miles de aficionados se acercan a las carreteras cerradas al tráfico para la ocasión en las que disfrutan de lo que ya es una tradición de la antigua colonia británica.

Pero los primeros campeonatos de motociclismo son de unos cuantos años antes, ya que se comenzaron a organizar en 1896, competición que dio paso cincuenta años después al Mundial de Motociclismo de Velocidad en las que se dividían las categorías por la cilindrada de cada una de las máquinas. Llegaron a existir cinco categorías a la vez: 50 (después sustituida por 80), 125, 250, 350 y 500, aunque para los ochenta se eliminaron la de 80 y la de 350 centímetros cúbicos, y a principios del siglo XXI la categoría de 500 se sustituyó por MotoGP, en la que actualmente se puede llevar una cilindrada de 800cc. Hace apenas dos o tres años también cambió la categoría de 250 por Moto2, con 600cc de potencia máxima.

El motociclismo ha dado grandes tardes de gloria y nombres como el de Ángel Nieto, Valentino Rossi o Mick Doohan son tan solo algunos de los ejemplos que todo el mundo tiene en la mente.

Existe un campeonato de motociclismo paralelo y diferente en el que las motos pueden llegar a tener motores de 1200cc y que se corren en dos tandas, se trata del Campeonato del Mundo de Superbikes, en las que también han competido grandes campeones.

Al margen de los conocidos campeonatos hay otras modalidades que incluso resultan curiosas, como las carreras de motos con sidecar o las de motocicletas clásicas. Cuestión de gustos.